Cómo Aumentar Masa Muscular Rápido
Cómo Aumentar Masa Muscular Rápido

15 Efectivos Consejos Para Acelerar Tu Metabolismo

El metabolismo es el proceso mediante el cual nuestro organismo transforma los alimentos en energía y la utiliza para realizar nuestras actividades. Por tanto, tener un metabolismo lento da lugar a que el cuerpo no procese de forma adecuada todo lo que consumimos y el gasto energético disminuya almacenando las calorías no utilizadas en forma de grasa. Así que, la mejor forma de activar la pérdida de peso es darle a nuestra maquinaria metabólica todo lo que necesita para trabajar a todo vapor, lo cual conseguirás fácilmente siguiendo estos sencillos pero efectivos consejos.

Acelera Tu Metabolismo De Forma Efectivo Siguiendo Estos 15 Consejos

1. Dale Al HIIT

Cuando hablamos sobre cuales son los mejores ejercicios para bajar de peso, ni el levantamiento de pesas ni el cardio pueden mover por completo la aguja de la báscula por su cuenta. Mientras que el HIIT o entrenamiento por intervalos es la mejor manera de deshacerte de esos kilos de más, aumentar tu metabolismo, mejorar tu perfil de colesterol, y mejorar la sensibilidad a la insulina.

En el gimnasio, asiste a clases intervalos, o convierte a tu ejercicio aeróbico favorito, (correr, andar en bicicleta, incluso caminar) en un HIIT mediante la adición de períodos de velocidad intensa (comienza con 30 a 60 segundos), seguidos por períodos de descanso (velocidad normal) durante el mismo lapso. Repite el proceso de seis a 10 veces para completar tu entrenamiento liberador de grasa. A medida que mejores,  podrás aumentar poco a poco la cantidad de tiempo en alta intensidad.

2. Bebe Té Verde

Si siempre optas por beber café en lugar de té, podrías estar perdiéndote de un gran impulso para tu metabolismo. En un reciente estudio de 12 semanas, los participantes que bebían 4-5 tazas de té verde al día, y luego hacían un entrenamiento de 25 minutos, perdieron un promedio de dos libras más y más grasa abdominal que los deportistas que no bebían té. ¿Cuál es su magia? El té verde contiene catequinas, un tipo de antioxidante que provoca la liberación de los lípidos de las células grasas y ayuda a acelerar la capacidad del hígado para convertir la grasa en energía.

3. Consume Aceite de Oliva Extra Virgen

Nuestro cuerpo necesita grasas, particularmente las conocidas como aceites saludables, con el fin de bajar de peso y la dieta funcione adecuadamente. Los tipos adecuados de grasas y aceites ayudan a reprimir el hambre, maximizar el metabolismo, y la velocidad en la que los nutrientes se distribuyen en el cuerpo. Las grasas monoinsaturadas saludables, como el aceite de oliva, pueden ayudar realmente al cuerpo a quemar calorías. El aceite de oliva extra virgen también puede aumentar los niveles de serotonina, una hormona asociada con la sensación de saciedad.

Además, el aceite de oliva está cargado con polifenoles, unos antioxidantes que ayudan en la batalla contra múltiples enfermedades tales como el cáncer, osteoporosis y deterioro cerebral.

También Puedes Leer  ¿Cómo quemar grasa rápidamente cuando eres Endomorfo (gordito)?

4. Pon Más Músculo

Incluso cuando estás en reposo, tu cuerpo se encuentra quemando calorías constantemente. De hecho, el 75% de las calorías que quemas cada día se utilizan simplemente para mantenerte vivo. ” La Tasa metabólica en Reposo” es mucho mayor en las personas que tienen más músculo, ya que cada libra de músculo utiliza alrededor de 6 calorías al día sólo para sostenerse. Si puedes crear tan sólo cinco libras más de músculo y sostenerlo, podrás quemar el equivalente calórico de tres libras de grasa en el transcurso de un año.

5. Come la Yema del Huevo

Aunque es cierto que las claras de huevo son bajas en calorías, grasa y contienen la mayor parte de la proteína que se encuentra en un huevo, comer el huevo entero es beneficioso para su metabolismo. La yema contiene muchos nutrientes que activan el metabolismo, incluyendo las vitaminas solubles en grasa, ácidos grasos esenciales y – lo más significativo – colina, un potente compuesto que ataca el mecanismo genético que provoca que tu cuerpo almacene grasa alrededor del hígado.

¿Te preocupa el colesterol? Nuevos estudios han encontrado que el consumo moderado de dos huevos enteros por día no tiene ningún efecto negativo en el perfil de lípidos (grasa) de una persona y de hecho puede mejorarlo.

6. Ingiere Carbohidratos en la Noche

La teoría que todo mundo hemos sabido hasta ahora dice: Tu cuerpo quema carbohidratos para obtener energía, pero si se comen antes de ir a dormir, tu cuerpo simplemente los almacena en forma de grasa. Sin embargo, los procesos del cuerpo para la pérdida de peso no son tan simples. Un estudio en el European Journal of Nutrition puso dos grupos de hombres con idénticas dietas para perder peso. ¿La única diferencia? La mitad del grupo ingirió sus carbohidratos a lo largo del día, mientras que el segundo los tenías reservados para la noche.

¿El resultado? El grupo de carbohidratos nocturnos mostró una mayor termogénesis inducida por la dieta (lo que significa que quemaron más calorías para digerir sus alimentos del día siguiente). Por otra parte, el grupo que comió sus carbohidratos durante el día mostró un aumento de los niveles de azúcar en la sangre. Otro estudio publicado en la revista Obesity obtuvo resultados similares.

Los comedores de carbohidratos durante la noche perdieron un 27 por ciento más grasa corporal que los de la dieta estándar.

7. Come Suficiente Proteína

Cuanto más músculo tengas, más calorías se quemas, no importa lo que estés haciendo en eso ya quedamos en el punto 4.  Para esto en el gimnasio trabajarás para construir músculo, para empezar, pero necesitas mantener un consumo mínimo de proteínas para evitar que este se descomponga en busca de energía  y desacelere tu tasa metabólica como resultado.

Las necesidades de proteínas varían según la persona, pero por lo general consumir de 0,8 a un gramo de proteína por kilogramo de peso corporal por día debería ser suficiente para estimular la pérdida de peso evitando reducir músculo, dice Leah Kaufman, MS, RD, CDN, un dietista con sede en Nueva York.

Para una persona de 130 libras (58 kilogramos), esto equivaldría a consumir entre 46 y 58 gramos de proteína. La investigación también ha encontrado que, debido a que la proteína es más difícil de digerir que otros nutrientes, puede aumentar la quema de calorías después de las comidas hasta en un 35 por ciento. Trata de incorporar un poco de proteína en cada comida y merienda durante todo el día. 

También Puedes Leer  Los 13 mejores alimentos que puedes comer para aumentar tu masa muscular

8. Escoge Productos con Grano Enteros (Integrales)

El cuerpo requiere realizar un esfuerzo extra para descomponer los productos de granos enteros a comparación de los más refinados y procesados, como la harina utilizada normalmente para fabricar pan y pastas. Esto ayuda a mantener tu tasa metabólica elevada al consumir alimentos que el cuerpo tiene que trabajar más para digerir. Entonces tu opción ideal son los alimentos integrales que también son ricos en fibra. Estamos hablando de arroz integral, avena, quinoa, y panes de granos germinados.

9. Agrega Ajo a tus Comidas

Estudios recientes han demostrado que el ajo ayuda al metabolismo del azúcar en la sangre y a controlar su nivel de lípidos (grasa). Añade ajo a los alimentos que son ricos en grasas y carbohidratos para mantener los posibles efectos dañinos de esas sustancias lejos. Lo que es más, comer ajo ayuda a estimular tu sistema inmunológico, a prevenir enfermedades cardíacas, a combatir la inflamación y a regular la presión arterial por nombrar solo algunos de sus beneficios.

10. Pasa Más Tiempo de Pie Durante el Trabajo

Lo ideal es dormir unas ocho horas por cada 24. La mayoría de la gente pasa otras siete o diez horas sentados en su escritorio. Eso significa que la mayoría de nosotros pasamos una gran parte de nuestro tiempo en modo sedentario. Nuestros cuerpos no fueron diseñados para este nivel de inactividad – la mayor parte de la historia evolutiva de los seres humanos involucra ser activo, en busca de alimento y cobijo.

La Nutricionista Lisa Jubileo dice que una manera de quemar más calorías al día es ponerse de pie y sentarse más menos. Ella cita un estudio británico que encontró que quienes pasan más tiempo de pie en el trabajo que sentados quemaron hasta 50 calorías más por hora. Si eso no te parece mucho, considera esto: Si permaneces de pie tan sólo tres horas durante el día, en un año habrás gastado más de 30.000 calorías adicionales ¡Lo que equivale a alrededor de 8 libras de grasa!

11. Evita las Bebidas Light

Sí, sí, ya sabemos que tienen cero calorías, pero beber esa soda de dieta, sin embargo, puede causar estragos en tu meta de tener un vientre plano. La investigación publicada en la revista Tendencias en Endocrinología y Metabolismo muestra que las bebidas endulzadas artificialmente pueden arruinar la respuesta metabólica normal del cuerpo al azúcar, y además aumentar el apetito. Cada vez más, las bebidas light están siendo vinculados con el aumento de peso, síndrome metabólico y una serie de otros padecimientos. Lo mejor es evitarlas pero si realmente anhelas algo dulce …

12. Come Chocolate

En un estudio realizado por investigadores de Suiza y Alemania, los afortunados participantes comieron alrededor de 1,5 onzas de chocolate negro al día durante dos semanas. En última instancia, los comedores de chocolate tenían niveles de la hormona del estrés más bajos y un metabolismo más regulado que el grupo control. Los científicos especulan que los productos químicos presentes en el cacao, tales como flavonoides, juegan un papel importante en la regulación del metabolismo para aliviar el estrés que puede causar que tus motores para quemar grasa se atrofien.

En todo caso, tampoco es una licencia para darte un atracón con todos los chocolates de la dulcería, mira: Estamos hablando de pequeñas cantidades de chocolate negro de alta calidad (con más del 75% de cacao puro), libre de azúcar. Los investigadores dicen que 1,5 onzas es suficiente.

13. Evita los productos Bajos en Grasa

Un nuevo informe del Credit Suisse Research Institute encontró que más y más de nosotros están eligiendo los alimentos enteros en grasa sobre los descremadas, lite, sin grasa u otros apodos modernos que refieren a la pérdida de peso. Y si bien muchas organizaciones de salud como la Asociación Americana del Corazón todavía quieren que cortemos con la grasas (en especial la saturada). Sin embargo esta tendencia de comer productos con la grasa entera puede ser una rebelión sana contra esos credos con décadas de antigüedad, según estudios recientes.

También Puedes Leer  Cardio Tradicional VS Entrenamiento por Intervalos ¿Cuál quema más grasa?

Resulta que, las personas que consumen una gran cantidad de productos lácteos altos en grasa en realidad tienen la menor incidencia de diabetes, según un estudio realizado en 2015 a 26.930 personas en el American Journal of Clinical Nutrition. Aquellos que consumían una gran cantidad de productos lácteos bajos en grasa, por el contrario, tenían la incidencia más alta. Los investigadores especulan que mientras que el calcio, las proteínas, la vitamina D y otros nutrientes en el yogur son de hecho bueno para nosotros, también necesitamos la grasa que va junto con ellos con el fin de obtener sus efectos protectores.

14. Come los Alimentos Enteros

La revolución batido está aquí, y muchas personas se ha volcado a tomar sus mezclas de frutas con verduras de hoja verde. Pero, lo creas o no, existe un inconveniente de este ingenioso método de entrega de nutrientes. Una gran parte del trabajo del cuerpo – descomponer los alimentos para que pueda absorber los nutrientes- se ha subcontratado a nuestras Vitamixes. Eso significa que el cuerpo está gastando mucha menos energía de la que utilizaría si comieramos la col rizada, las espinacas y los plátanos en su forma sólida.

Los batidos pueden ayudar para la pérdida de peso, pero siempre debes dar prioridad a las carnes magras, pescado, verduras y frutas fibrosas, para elevar el Efecto Térmico de los alimentos y gastar más calorías durante la digestión.

15. Come Ostras

Las ostras son una de las mejores fuentes dietéticas de zinc, un mineral que es crucial, y complementario, para una tiroides saludable. De hecho, el cuerpo necesita suficiente zinc para activar la producción de la hormona tiroidea. Y, a su vez, necesitamos suficiente hormona tiroidea para absorber el zinc. De cualquier forma, las deficiencias son susceptibles de dar lugar a un metabolismo lento, y la complementación con este mineral ha demostrado poner la pérdida de peso de nuevo en marcha.

Un estudio encontró que las personas obesas que consumieron 30 mg de zinc al día, el equivalente a sólo seis ostras crudas, habían mejorado sus índices de masa corporal, pérdida de peso y reducción en los niveles de colesterol en sangre. 

Hasta aquí llegamos el día de hoy, ahora ya sabes como darle ese empujón a tu metabolismo para ayudarle a tu cuerpo a quemar esa difícil grasa fácilmente.

Maximizador de Músculos Somanabólico

Fuente: Eat This, Not That!

Dándole al gym desde hace más 13 años y cree este blog para ir compartiendo lo que he aprendido durante todo este tiempo. Este es un sitio dedicado a las personas comunes que buscan simplemente mejorar su cuerpo.

¡Qué lo disfrutes!

Ah…y abajo están la redes sociales para que des tú follow

Deja tu Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

themekiller.com